Unicornios, exponenciales y cisnes negros