¡Aún 700 millones de pobres extremos en una economía global!